EMPRENDEDORES: SALSICIA

susanne_gies_salsicia_445
Susanne Gies es la emprendedora que está al frente de Salsicia, un motocarro de perritos calientes que circula por las calles de Bilbao y Bizkaia. Su food truck es fruto de un plan de negocio muy estudiado y su consejo para los futuros promotores es precisamente ese: que planifiquen bien cómo va a ser su restaurante sobre ruedas antes de ponerlo en marcha.

1) ¿Cómo te adentraste en el movimiento Street Food?
Mi primera idea era montar un restaurante especializado en ensaladas, ¡algo totalmente opuesto a Salsicia! Hice el plan de negocio en 2007-2008 y me puse a buscar un local. Los alquileres entonces -¡y los traspasos!- eran tan altos que no me salieron los números y no pude ponerlo en marcha… ¡y menos mal porque poco después llegó la crisis!
El caso es que me quedé un tanto decepcionada pero, como ya había entrado en el mundo gastronómico, rápidamente se me ocurrió la idea de los perritos calientes. Además, como soy alemana –zapatero a tus zapatos-, el tema de las salchichas consistía en adaptar algo que ya conocía a los criterios de un país distinto. Pensaba que era buena idea, algo diferente, nuevo, innovador… así que me puse a redactar otro plan de negocio y sí, esta vez sí salieron las cuentas 🙂

2) ¿De dónde viene el nombre de tu food truck?
Salsicia lleva un poco de ´salchicha´ y un poco de ´salsa´ en su nombre, que es de lo que se compone un perrito caliente.

3) ¿Cuál es vuestro plato estrella?
Sin ninguna duda, la salchicha blanca alemana preparada a la parrilla… ¡Tiene una pinta que nadie se puede resistir!
perrito_caliente
4) ¿Qué os hace un food truck único? ¿Por qué deben visitaros?
Primero somos únicos por nuestro “carrito”, que es un motocarro de la marca Piaggio totalmente adaptado a las necesidades de un food truck, tanto en normas sanitarias como en equipamiento. Es tan chiquitín y mono que a veces pienso que deberíamos cobrar a la gente por hacer fotos en vez de cobrar los perritos 😉
También, por supuesto, somos únicos por la calidad del género. Cuando empecé pensaba: “si te sale bien, va a haber otros que quieran montar lo mismo; debes asegurarte de que tienes algo que no va a poder tener nadie más”. Pues lo que tiene Salsicia es un acuerdo con la mejor charcutería de Bilbao: La Moderna, de los Hermanos Thate, propietarios de la marca “Hermann Thate. El label del Ensanche”. Y no habrá ningún otro food truck con sus salchichas ya que nosotros tenemos la exclusiva.
Y por último pero no menos importante, me gusta pensar que el servicio que damos al cliente también es único 🙂

5) ¿Cómo te imaginas el mundo del street food dentro de cinco años?
Claramente será un mundo mejor… ¡je, je, je!
No, en serio, ahora hay muchísimo movimiento con el tema. En el último año el street food se ha puesto de repente de moda y se dice que ya hay más de 200 camiones de comida en España. Estoy convencida de que todo este movimiento nos ayuda mucho respecto a conseguir las autorizaciones y permisos por parte de los ayuntamientos, y también porque hace que los food trucks sean más populares entre la gente y, por tanto, nos permite consolidarnos como una alternativa más a un catering clásico para cualquier tipo de evento.
Por otro lado, también creo que, de todas las gastronetas que están apareciendo ahora, muchas van a desaparecer por distintos motivos. Otras se quedarán, en concreto aquellas que realmente quieran vivir la aventura Food Truck a largo plazo, las que lo han montado bien. Y entre ellas estará Salsicia… ¡más fuerte que nunca!

6) Qué tres consejos darías a futuros emprendedores de food trucks.
Básicamente es un solo consejo, que lo incluye todo: que hagan un buen plan de negocio. Si no saben cómo, que busquen ayuda de profesionales -cada municipio tiene sus agencias que se dedican a ayudar a jóvenes empresarios-, pero el plan de negocio es fundamental porque un food truck es eso, es un negocio, no solo un trabajo. Puede que la inversión no sea tan alta como la de montar un restaurante pero también es importante, y hacer el plan de negocio permite buscar respuestas a muchas preguntas antes de invertir: precios de venta, coste del producto, horario de apertura durante la semana, fin de semana, hablar con el ayuntamiento correspondiente para conocer muy bien la ordenanza, plan de personal, estimación de venta, clima (¿llueve mucho en tu ciudad o provincia?), turismo (¿hay en tu zona?), destinatarios del producto… Y mucho más.
furgonetadeperritoscalientes
7) Y, para terminar, ¿podrías contarnos alguna anécdota que os haya ocurrido con el food truck?
En una ocasión nos encargaron la recena de una boda que se celebraba en un restaurante en Getxo. Teníamos el carro montando en el parking del local de modo que se nos veía desde la calle, y como era una zona con bastante vida y ambiente, la gente que pasaba por allí se acercaba para comprarse un perrito pero, claro, les teníamos que rechazar porque una boda funciona con un presupuesto cerrado y solo llevábamos la cantidad contratada. Además, obviamente era un evento cerrado y no abierto al público en general así que nos pasamos la noche intentando diferenciar quién era de la boda y quién no. Si iban con corbata o vestido de gala, se llevaban el perrito gratis y, si no, había que andar preguntando si eran amigos del novio o de la novia… Fue un poco lío pero, al final, todo salió bien.
También nos ha pasado el caso contrario. Estar en una boda y que los invitados quieran pagar por el perrito porque no saben que somos parte del evento. Creo que eso demuestra que los food trucks son una idea original para las bodas ya que siempre causan un efecto sorpresa entre los invitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.